domingo, 15 de enero de 2017

Esteban Bohr - ¡Quiero ser pastora! - Motín en el Campamento


Los que desean material de estudio Bíblico sobre este tema, lo pueden solicitar a klaudiopopa@gmail.com
Este vídeo es una inspirada predicación de la Palabra de Dios que nos ayuda a comprender que no deberíamos tratar "a la ligera" las cosas sagradas y el orden de Dios.
Satanás pudo hacerse con el dominio de este planeta, debido a la desobediencia y el espíritu "independiente" de una mujer; Eva, y la actitud feminista de su marido, Adán, que prefirió obedecer a su esposa en vez de cumplir su responsabilidad delante de Dios y tomar acciones drásticas como debe hacer un verdadero hombre (varón). Parece que nadie se da cuenta que la historia se repite bajo nuestros (¿indiferentes?) ojos.
¿Por qué siguen las hijas de Eva, el ejemplo de soberbia y depravación de Jezabel y no el de humilde Sara, o piadosa Rut, o prudente Ester?
¿Por qué los hijos de Adán al tener el ejemplo desastroso de su antecesor, que obedeció la voz de su esposa, en vez del Mandamiento de su Creador, siguen rechazar a Dios con obstinación?
Dice la Palabra del Señor:
"Y tú, hijo de hombre, pon tu rostro contra las hijas de tu pueblo que profetizan de su propio corazón, y profetiza contra ellas, y di: Así dice Jehová el Señor: ¡Ay de aquellas que cosen almohadillas para todas las manos, y hacen velos sobre la cabeza de toda edad para cazar las almas! ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida? ¿Y habéis de profanarme entre mi pueblo por puñados de cebada y por pedazos de pan, matando las almas que no mueren, y dando vida a las almas que no vivirán, mintiendo a mi pueblo que escucha la mentira? (Eze 13:17-19)
"Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo Mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos." (Isa 3:12)