miércoles, 1 de marzo de 2017

Declaración de la División Norteamericana sobre el bautismo en la Iglesia Adventista Chico

“Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” (Juan 8:12 RV1960)
La División Norteamericana emitió un comunicado acerca del bautismo de una mujer lesbiana llevado a cabo en la Iglesia Adventista Chico. Esta es la traducción del comunicado:
La División Norteamericana de la Iglesia Adventista del Séptimo Día cree que todas las personas, sin importar su sexo, raza, u orientación sexual es llamada al arrepentimiento y a una relación duradera con Jesucristo. Como imitadores de Jesús, debemos dar la bienvenida a todas las personas, invitándolas a nuestras comunidades de ge y sirviéndolas abnegadamente. Los seguidores de Jesús, tratarán a las personas con dignidad y respeto, y les extenderán hospitalidad y gracia a todos.La División Norteamérica apoya el Manual de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que explica los criterios para convertirse en miembro: “Se espera que los individuos que deseen ser miembros afirmen y se comprometan con las Creencias Fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y con las responsabilidad y prácticas de los miembros. Esto incluye mantener un punto de vista bíblico sobre la sexualidad humana. Los principios y criterios relacionados a los miembros deben ser aplicados con justicia, consistencia y una actitud de amor”.En el verano de 2016, un bautismo fue llevado a cabo por un empleado denominacional jubilado, y la persona bautizada ue votada como miembros por la Iglesia Adventista Chico. Esta persona era parte de una pareja homosexual que se había casado dos años antes. Los líderes de la Asociación del Norte de California no se enteraron del bautismo sino hasta después de que se realizó. Los líderes de la Asociación están trabajando junto con el pastor para solucionar esta situación. La División Norteamericana tiene la plena seguridad de que los líderes de la Asociación del Norte de California resolverán este problema.
La Declaración sobre Sexualidad Humana de la División Norteamericana no solo defiende los requisitos del Manual de Iglesia para ser miembro de la iglesia, sino que define el rol que la iglesia debe desempeñar para alcanzar a la cambiante sociedad actual: “En el mundo actual donde hay opiniones divergentes sobre la sexualidad humana, Dios utiliza a su iglesia para llevar a cabo su propósito divino de llevar la salvación a todas las personas. Por lo tanto, la iglesia debe llevar las personas a Cristo (Mat. 22:36-40) para que reciban perdón, transformación y una vida nueva (Rom. 8:4-14; Efe. 4:13)”.
http://unidadadventista.blogspot.com.es/2017/02/declaracion-de-la-division.html