miércoles, 22 de marzo de 2017

No vienen a Cristo para que puedan tener vida.


La imagen puede contener: una persona, sentada e interior 
Satanás usa su influencia para ahogar la voz de Dios y la voz de la conciencia, y el mundo actúa como si estuviera bajo su control. Los hombres lo han elegido como su dirigente. Se ponen bajo su estandarte. No vienen a Cristo para que puedan tener vida. Apasionados con proyectos de placeres y entretenimientos, se esfuerzan por lo que perecerá con el uso.—Manuscrito 161, 1897.