domingo, 26 de marzo de 2017

Pontificio Instituto de Estudios Árabes: El mundo musulmán da señales de cambio

A principios del mes de febrero el Consejo Superior de Ulemas de Marruecos propuso que la apostasía deje de ser considerada un crimen penal. 

Este Consejo no tiene poderes ni ejecutivos ni legislativos pero su declaración refleja una firme toma de posición con respecto al fundamentalismo.

ADNANE MOKRANI
Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos
"El parecer de este Consejo no tiene un valor efectivo pero puede ayudar a impulsar una cierta apertura. Pero puede ser considerado un mensaje a los fundamentalistas que no creen en la reforma y quieren mantener las leyes antiguas sin espíritu crítico”.

Adnane Mokrani es musulmán y da clases en el Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos, que depende del Vaticano. Asegura que los países musulmanes todavía tienen que hacer profundas reformas en la legislación. Por ejemplo, aunque la apostasía prácticamente no se condena ya, cambiar de religión sigue teniendo consecuencias importantes en el día a día de un ciudadano normal.