sábado, 15 de julio de 2017

Iglesias Reformadas se suman a la declaración de católicos y luteranos sobre la justificación



2017-07-15
 
Esta es la copia original de la "Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación” en la que tanto trabajó el cardenal Ratzinger a finales de los 90. Fue un paso decisivo hacia la reconciliación de católicos y luteranos, casi 500 años después de la división provocada por la Reforma protestante.

Con ella, católicos y luteranos llegaron a " una interpretación común de nuestra justificación por la gracia de Dios mediante la fe en Cristo”, en la que "las diferencias ya no dan lugar a condenas doctrinales”. Era la cuestión que los dividió. Ahora, se acaba de sumar al acuerdo la Comunión Mundial de las Iglesias Reformadas, que reúne a 80 millones de cristianos. 

BRIAN FARRELL
Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos
"La cuestión fundamental que nos separó en el siglo XVI era que para los católicos las buenas obras eran un signo de fe necesario para la salvación; y los protestantes decían que no, que bastaba la gracia de Cristo. Ahora las dos partes tenemos la misma idea de cómo Cristo salva de los pecados. Así que coincidimos en un aspecto muy central de nuestra fe en el que pensábamos que no estábamos de acuerdo. Nos damos cuenta de que en la sustancia sí que estamos de acuerdo”.

Este entendimiento es la base que permite que entre ambas Iglesias haya una relación más profunda y menos conflictiva.

Los luteranos y católicos firmaron el documento en 1999; en el año 2006 lo firmaron los metodistas. Ahora acaba de firmarlo la Comunión Mundial de las Iglesias Reformadas y en octubre lo firmará la Iglesia anglicana.