jueves, 30 de marzo de 2017

*"LOS MENSAJES DE LOS TRES ÁNGELES"*

1- En los mensajes de los tres ángeles (Apocalipsis 14:6-12) se encuentra contenida toda la doctrina del pueblo adventista. El sábado, la ley, la reforma pro salud, el estado de los muertos, la justificación por la fe, el juicio, el santuario y la segunda venida de Cristo. Estos mensajes son los que preparan y maduran al mundo en dos cosechas antes de la venida de Cristo (Apocalipsis 14:14-20)
 
2- Estos mensajes tienen doble función en el tiempo del fin 1- Producen una reforma dentro del pueblo adventista y 2- desenmascaran a Babilonia y sus hijas (Apocalipsis 14:8-11)
3- Estos mensajes deben de darse al mundo en orden y en forma directa, la frase a gran voz (Mega-Phone) es un término para describir la forma directa y sin miedo de pregonarlos (Apocalipsis 14:7).
4- La expresión "Evangelio Eterno" expresa que Cristo es el único medio de salvación, pero al rechazar su llamado tendrán que beber la copa de la ira de Dios. (Apocalipsis 14:9-11:16:1;15:1).
5- Estos mensajes irán con el poder del Espíritu Santo, la lluvia tardía (Apocalipsis 14:15-19; 18:1-3), el mismo poder que acompaño la lluvia temprana (Hechos 2) se dará en mayor escala al pueblo de Dios, sólo así de completara la misión de dar el evangelio a todo el mundo (Mateo 24:14; Apocalipsis 14:6).
6- El pueblo que los predica es un pueblo peculiar que no se mezcla con las tradiciones y prácticas de la ramera y sus hijas (Apocalipsis 17:5), de la manera en que se encuentra actualmente la iglesia no puede cumplir esta misión, la iglesia esta mezclada con el mundo, practica las mismas costumbres de Babilonia y no existe oposición ni diferencia.
7- Basados es esto, llegamos a la conclusión de quienes predican estos mensajes no es un congregación, sino un remanente, un remanente que no ha doblado rodillas a Baal y que gime por las abominaciones que hay dentro del pueblo (Ezequiel 9:4), es sobre este remanente que se lanzará el dragón (Apocalipsis 12:17), se les describe como santos guardadores de los mandamientos de Dios (Apocalipsis 14:12).